Andy Ruiz Jr. fue la causa del retiro de Evander Holyfield


El expugilista estadoundense Evander Holyfield confesó que un sparring con Andy Ruiz Jr. en el 2011 fue lo que ocasionó que decidiera retirarse de los encordados a sus 46 años de edad.

Una simple sesión de sparring le abrió los ojos al legendario excampeón pesado Evander Holyfield, quien a sus 46 años seguía buscando medirse con los mejores peleadores, peros sus emociones se derrumbaron tras recibir pontentes golpes y todos se preguntarán: ¿Quién habrá sido ese peleador que acabó con la carrera de Holyfield?, aquí la respuesta: Andy “Destroyer” Ruiz.

Fue en el 2011 cuando Holyfield se subió al cuadrilátero con el “Destroyer”, quien contaba con apenas 19 años y era un peleador que iba en ascenso rumbo a un futuro prometedor, donde Evander confesó que tuvo que aguantar fuertes golpes del joven y ahí entró en razón para confirmar que era el final de su carrera.

“Cuando hice sparring con ese chico (Andy) Ruiz que tenía 19 años y fue capaz de golpearme. Entonces supe que tenía que retirarme”, reveló.

Un audiovisual que anda navegando en las redes sociales desde hace unos cuantos años, donde se presencia el momento en el que ambos suben al cuadrilátero para una sesión de sparring, se hizo viral hace poco, ya que nadie aseguraba ni tenía previsto que Ruiz Jr. se convertiría una sensación en la actualidad tras la asombrosa hazaña que hizo en junio del 2019, cuando le arrebató los campeonatos pesado de la OMB, FIB, AMB e IBO al británico Anthony Joshua.

Holyfield veía a Ruiz como un jovencito, quien iba ingresando al verdadero mundo de los golpes, pero creyendo que sería una simple practica para él, fue todo lo contrario, pues el mexicoamericano supo lidiar con el empuje del expugilista y llevar un combate de choque.

“Sentí que rebasé el rango de edad donde ya no tiene sentido ser golpeado por alguien a quien crees que debes derrotar porque tienes más experiencia que él. Pero él (Ruiz) tenía velocidad y yo estaba perdiendo velocidad”, afirmó.

Evander supo reconocer que sus 46 años y más de 20 años de trayectoria, donde patrocinó enormes guerras que marcaron los años noventa como una de las mejores eras del pugilismo, era una carga muy pesada para él y con Ruiz atacándolo, lo pudo pensar mejor para poder decir adiós.

“En ese momento, yo tenía 46 años y él tenía 19. No podía creer cómo un chico de 19 años podía ser tan bueno y agresivo. Me perseguía. Yo pensaba, ‘yo soy el campeón mundial pesado, ¿a quién trata de perseguir?’ Era sorprendente la confianza que tenía y la persistencia para cortar el ring, incluso en los sparring”, indicó.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios