NUEVO GOBERNADOR Y NUEVO PLAN DE AGUA PRIETA


Ricardo Valenzuela

Hace unos meses, ante el reclamo de que en mis notas ya no incluida análisis de México, respondía parafraseando a Simón Bolívar en su lecho de muerte decepcionado del camino tomado por esa región; “comandé la gran Colombia durante muchos años, pero en estos momentos siento que he estado arando en el mar y sembrando en el viento, el mejor consejo que doy a mis coterráneos es que emigren al norte, a ese nuevo país admirado por todo el mundo”. Porque yo siento lo mismo en acuerdo con lo afirmara Milton Friedman en 1978; “México está condenando a una mediocridad eterna”. Sin embargo, en esta ocasión regreso al tema porque se trata de mi estado, Sonora, que esa tierra que me vio nacer y crecer, y mi estado no tiene la culpa de haber vivido en la zozobra desde la época del asedio de los apaches hasta principios del 20.

Pero, quiero sentar algunas bases. Por primera vez en mi vida me doy cuenta qué, no todo lo que mantiene a México en la mediocridad es solo nuestra culpa. Los últimos años, analizando los sucesos en EU, tengo claro que en gran parte es lo que intencionalmente se ha provocado. Es una fuerza más poderosa que la oficina presidencial de EU, una autoridad “moral” más grande que la del Papa. Un poder invisible que controla el aparato militar del mundo, sus agencias de inteligencia, el sistema bancario global, y la propaganda más efectiva de la historia. Y, debemos concluir que, nuestra democracia en su mejor estado es una ilusión y, en el peor, preludio de una dictadura.

Se mantienen lejos de los reflectores porque no quieren nos demos cuenta, que sus propuestas implementadas por sus sirvientes como el FMI y el Banco Mundial han causado una devastación más grande que la infligida por la segunda guerra mundial. Panorama que presenta una democracia subvertida y los que toman las decisiones mundiales reuniéndose no por razones importantes para la gente-libertad, prosperidad, justicia etc.-sino para reforzar la maquinaria que les permite multiplicar las ganancias personales de la elite económica y política del mundo

Y Sonora comparece una vez más ante el jurado de votantes para elegir su nuevo gobernador. Y, antes de seguir, debo hacer una aclaración, la gobernadora, Claudia Pavlovich, es mi sobrina política pues está casada con Sergio Torres, hijo de mi primo “el Peque Torres”, a quien más que primo lo considero hermano pues nos creamos juntos en los ranchos de nuestro abuelo. Entonces, no voy a derretirme en alabanzas para la ella por razones obvias, pero tampoco la voy a criticar porque, conociéndola de toda la vida, la considero una muchacha de muy buena cuna, de admirables valores morales muy claros, muy inteligente y, en especial, hija de una gran mujer que yo admiro, Alicia Arellano.

Pero, no se trata de ella, ahora se trata del futuro del estado cuando el mundo entero, aunque suene como otro cliché, está atravesando por la amenaza más grande de la humanidad y, desgraciadamente, ni el 1% de la población del mundo está enterada de su gravedad.

Ante este panorama, en Sonora hay tres posibles candidatos. Pero, rompiendo el hielo les diré que no importa quien llegue a la gubernatura, porque, como dice la canción de Julio Iglesias, veremos que, con el nuevo mandatario, la vida seguirá igual, o, un poquito peor. Es algo que aprendí en estos años. Existen fuerzas superiores y especiales en los controles de la nave global y no importa quienes sean los pilotos de los vuelos tercermundistas. Lo mismo sucede en todo el mundo y podemos afirmar, el presidente vive en la Casa Blanca, pero los que mandan viven en ese rincón llamado “The City of London” (diferente a la ciudad de Londres) o en el Antártica, los comandos de todo el mundo. 

Pero, hagamos un ejercicio en la futilidad soñando que los votos realmente cuentan y los votantes tienen ese poder de elegir un candidato con varita mágica. Conozco muy bien a dos de los aspirantes y razonablemente bien al tercero y, en ese sentido, continuando con el sueño de Alicia en el país de las Maravillas, sería un panorama interesante pues los tres tienen activos a primera vista seductores. Y, aquí debo de hacer otra aclaración, como en su momento lo hice con Eduardo Bours. Ricardo Bours es miembro de una familia con la que tengo ligas puesto que, su tío, Cesar Castelo, estuvo casado con mi hermana Sylvia y eso me dio la oportunidad de conocerlos desde niños y, sobre todo, la oportunidad de tener amistad con su padre, Javier Bours, un hombre verdaderamente admirable.

Y, aunque con Ernesto Gandara no tengo ligas familiares, puedo decir lo mismo puesto que las tribus Valenzuela y Gándara siempre tuvieron ligas especiales de negocios y de amistad. A su padre, Cesar Gandara, siempre lo ubicaba entre los amigos de mi padre que el respetaba y admiraba. También un hombre admirable quien, a pesar de sus méritos y, sobre todo, la gran aceptación de la gente, nunca lo favoreció el dedazo para la gubernatura. Siendo Ernesto más joven que yo, lo conocería mejor ya de adulto cuando iba a visitar a mi padre y practicar su francés que lo habla a la perfección. De Alfonso me ocuparé en la segunda de estas notas puesto que no lo conozco bien.

En otras circunstancias, no apegadas a la realidad de hoy, los dos serian candidatos de lujo siempre y cuando, el que llegara, a su arribo encontrara todas las herramientas requeridas para rescatar el estado de la condena de Milton Friedman al país, que el estado ha seguido la misma trayectoria navegando ese limbo de la mediocridad. Pero, si me presionan un poco para definirme, tal vez me inclinaría por la posibilidad de Ricardo Bours, porque, a diferencia de Ernesto, lo he vuelto a tratar de nuevo después de muchos años y he podido comprobar la calidad de los hijos que formaron Javier Bours y Alma Castelo, hermana de mi cuñado Cesar Castelo.

Además, Ricardo tiene algo muy escaso que tanto se requiere en estos momentos, una formación profesional en el Tec de Monterrey, no en grilla, sino en finanzas y economía y, sobre todo, su formación en un grupo privado con operaciones internacionales de los más exitosos que operan en México y, en las pláticas que he tenido con él, me di cuenta entiende bien el funcionamiento económico de los países y las empresas. Y en México hay ignorancia de estos temas que son básicos para el futuro de economías tecnológicas que ya se asoman y quien no tenga armas ni conciencia, no sobrevivirá ante las fauces de las nuevas corporaciones de la elite. Se requiere el moderno Plan de Agua Prieta.

Y ante la ofensiva mundial en puerta, el estado necesita un operador financiero que asuma una posición defensiva, porque, el potencial rival ya tocando puertas, es uno que su especialidad es la ofensiva estilo los ejércitos de Atila cuando invadiera toda Europa, pues, la sorpresiva aparición de Trump que les hiciera frente sin temor los ha dejado sufriendo un pánico similar al de los nazis cuando Rusia destrozaba Berlín. O, tal vez, al que les provocara Kennedy cuando anunció el cierre del FED, un dólar garantizado con plata, retiro de las tropas de Viet Nam y se preparaba para ir contra la CIA hasta desaparecerla. Y eso, amigos, era lo mismo que Trump se proponía llevar a cabo.       

HTTP://REFUGIOLIBERTARIOL.BLOGSPOT.COM

chero@refugioliberal.net

chero.itesm@live.com

chero@reflexioneslibertarias.com

@elchero

WhatsUpp (520) 885-8541

Soy hijo de las veredas

El monte es mi caminata

Mi vida alegre cabalgata

Respiro las polvaderas

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios