Reflexiones Libertarias


YO ACUSO

Ricardo Valenzuela

Miércoles 20 de enero de 2021, otro día que vivirá en la conciencia de la nación como otro día de infamia. Con el juramento de Joe Biden, en EU se consolida el peor ataque que ha sufrido el país a su libertad, su estado de derecho, sus instituciones y a su gente en sus más de 200 años de historia y, lo más grave, con la complicidad de todas las instituciones que han demostrado su vergonzoso nivel de corrupción, especialmente, las del sistema judicial y el partido republicano. Un partido cuajado de traidores que hoy naufraga en medio de pecaminosa conducta. Una conducta que lo invadió con más ferocidad que el virus que hoy nos mantiene secuestrados y, de la forma más injusta, es la gente quien desgraciadamente deberá pagar por esos pecados que otros han cometido y nunca fueran castigados.

Yo acuso a Joe Biden de haberse prestado para esta farsa y, perdiendo la poca nobleza que le pudiera haber quedado, sin dignidad ni decoro aceptó jugar el papel del rey payaso. El bufón de la nueva monarquía que lo presentan en este escaparate internacional a pesar de sus escandalosas corrupciones que, tenuemente trataron de cubrir con un dedo. Por eso lo acuso de su sociedad con China, con Ucrania e infinidad de otros países en donde han dado rienda suelta a sus conductas ausentes de valores y, sobre todo, de falta de patriotismo que les ha impedido ubicar a su país en la primacía de sus acciones, no su insana ambición. Es decir, el nuevo presidente es un descarado corrupto.

Yo acuso a Nancy Pelosi de ser el factor más negativo en el potaje de corrupción política, financiera y personal que invade al país y su aparato político. La acuso de traiciones, puñaladas por la espalda que, bajo su ejemplo y patrocinio, se ha convertido en inspiración de los debutantes y la forma natural de hacer política en la cual se castiga la virtud y se premia la infamia. Un estilo representado en un cuadro que la misma corte de Luis XVI quedaría opacada por la de Madame Pelosi y su grupo de aprendices de Robespierre. Estilo que santifica la afirmación de Ruiz Cortines al definir el arte de la política como “comer mierda sin hacer gestos para luego dar las gracias”.   

Yo acuso al anticristo George Soros de haber planeado, organizado y ejecutado este vergonzoso periodo de la historia del país, en su jornada permanente para destruir el país que con tanta sabiduría establecieran sus fundadores, y que fuera la admiración del mundo. Lo acuso de haber financiado el establecimiento, financiamiento, y entrenamiento de sus organizaciones de odio y de violencia como Antifa, BLM, Occupy Wall Street por toda la geografía del país para, utilizando toda su perversidad, como el Caballo de Troya, llevar a cabo la destrucción de EU desde su interior y presentar sus grandes logros ante el EP y recibir su siguiente encomienda.

Yo acuso a Barak Obama de ser el diabólico instrumento de perversidad que se ha vertido sobre todo el país. De haber violado la constitución más de 50 veces. De acciones premeditadas para provocar la baja de la calificación financiera del país. De haber apoyado y financiado grupos musulmanes terroristas que ya tienen campos de entrenamiento en toda la geografía nacional y nunca importunados. De haber invadido la Casa Blanca de marxistas de diferentes partes del mundo para asistirlo en su tarea destructiva. De haber invadido el país de musulmanes del medio oriente que abiertamente expresan su odio por EU. De haber invadido las cortes del país con jueces marxistas, activistas y, actuando bajo sus órdenes, pisotear la Constitución y los derechos individuales. Lo acuso de haber dispuesto de $4oo MDD para financiar el robo de la elección.

Yo acuso a los Clinton de, en sociedad con Obama, haber tratado de impedir la elección de Trump utilizando todos sus mafiosos trucos desde el espionaje, fabricación de falsedades avaladas por sus jueces, utilizando documentación falsa, con la activa participación del FBI, la NSA, CIA, el departamento de justicia, para, ahogados en su odio y deseos destructivos, tratar de eliminar al candidato Trump y después al presidente Trump. De haber cometido fraudes y traición a la patria vendiendo secretos, armas, uranio, a naciones hostiles a EU. De haber aceptado sobornos a través de su Fundación para vender armas prohibidas a países igualmente hostiles a su patria. A, Hillary, en particular, por la desaparición de $6 billones de dólares del departamento de Estado a su cargo y nunca aclarada.

Yo acuso al partido republicano y, en particular, algunos miembros como Mitchell, Graham, Romney, Bush, Cheney, de abiertamente unir fuerzas con los enemigos del presidente en todos los eventos que se activaron contra él para desaforarlo. Un partido que ya se confunde con el demócrata, asumiendo y proponiendo políticas similares contrarias a las del presidente. Un partido que se develara como las valientes acciones de un pequeño grupo de patriotas que estuvieron con el presidente hasta el final, y una mayoría compuesta por dos grupos, los cobardes que se ocultaron para no defenderlo. Y los verdaderos despreciables que lo traicionaron a sus espaldas cuando le hubieran jurado lealdad.

Yo acuso a la media ponzoñosa que sin recato se presentan y actúan como mercenarios y ejecutores del poder oculto que, con la sonrisa en la boca, recitan sus falsedades más aberrantes. Ocultan eventos que de alguna forma pudieran elevar a quien odian. Una media que ni siquiera en los diccionarios se han topado con palabras como honestidad, integridad, ética profesional, la búsqueda de la verdad. Tenebrosas cuevas donde habitan los caracteres más diversos escondidos en los subterráneos del pantano con todas sus desviaciones mentales, morales, portadores de odios incontrolables que todos los días emergen de sus bocas como venenosas estocadas dirigidas a quienes les ordenan sus amos

Yo acuso a las venenosas empresas tecnológicas que, superando la cueva de la media, la de ellos es domicilio de quienes portan el mismo equipaje de odios, complejos, sed de venganza y, sobre todo, de grandes culpas que conforman personalidades heridas que los empujan hacia la destrucción. Porque, estos, además, como un pequeño niño con una pistola cargada en sus manos, son brutalmente ricos y, siendo de orígenes humildes, esas fortunas, al igual que las de los actores exitosos, les provocan culpas y les alimenta un odio contra quienes, sus padres odiaran y combatieran en los años 60, el rico explotador. Y al darse cuenta qué ellos se han convertido en eso que odian tanto como lo odiaron sus padres, se desprecian a sí mismos y apuntan sus fortunas hacia direcciones que ni ellos mismos entienden. Pero, en sus sufridas jornadas, siempre encuentran a papá Soros, compañero del mismo dolor, y les enseña el camino que, según él, los libera de esa culpa.

Los acuso con tristeza porque sé que nada se hará para que paguen por sus crímenes. Doy dos reconocimientos, a los 75 millones que votaron por el presidente y a Andrés Manuel Lopez Obrador en único mexicano que mostró inteligencia y categoría.        

HTTP://REFUGIOLIBERTARIOL.BLOGSPOT.COM

chero@refugioliberal.net

chero.itesm@live.com

chero@reflexioneslibertarias.com

@elchero

WhatsUpp (520) 885-8541

El mercado libre no ofrece garantías, privilegios especiales, favores, monopolios, oligopolios, subvenciones, ventajas, protecciones, subsidios, apoyos, tratamientos especiales, distinciones, dádivas, cancelación de deudas, en pocas palabras, como lo afirmara Milton Freedman, no hay free lunch. Por eso es tan impopular y por muchos odiado.

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios