Reflexiones Libertarias


POR QUÉ ESTOY SEGURO GANÓ TRUMP

Ricardo Valenzuela

A finales del 2015, cuando se calentaba los motores apuntando a la elección del año siguiente, ante la burla de muchos, yo decidía apoyar a Donald Trump, pero, mi decisión no era impulsiva y sin pensarla ante la maquinaria más poderosa y corrupta de los EU. Porque, lejos de lo que mis críticos pensaban, mi apoyo fue producto de un profundo análisis y, con las evidencias y tendencias encontradas que no estaban a la vista y había que buscarlas, tomaba mi decisión.

Primero. La oferta de Trump con dedicatoria especial al corazon de un segmento de la sociedad que, con la fiebre de la globalización, habían hecho a un lado sin importar las pérdidas provocadas y fueron ignorados para convertirse en el símbolo del hombre olvidado. Los otros elementos que yo utilicé que me llevaran a tener una visión de lo que sucedería, estaban muy lejos de sentimientos o presentimientos. Segundo. Las impresionantes multitudes que Trump atraía en todas sus convocatorias de gente expirando energía que, al compararlas con las de Hillary, eran presagio de lo que habría de suceder.

Tercero. Decidí usar un muestreo y me orienté a un segmento que conozco y en donde tengo buenas conexiones; el de los vaqueros, vaqueras, ganaderos que habían sido tan afectados que ya se anunciaba su desaparición. Pero, lejos de lo que les pronosticaran, este segmento había crecido para convertirse en una gran industria y un popular deporte practicado por cientos de miles con ramificaciones a muchos países del mundo e involucra muchas otras industrias que emplean millones. Al iniciar palpando el pulso político de estas gentes del campo, comprobé que, en un 50 a 1, su preferencia era por Trump y lo manifestaban, entre otras cosas, ubicando los letreros Trump 2020 en sus páginas de toda la media social, porque son vaqueros del siglo 21.

De esa forma, ayudado por un par de sobrinos estudiando ingeniería en computación, pasamos a estructurar corridas, proyecciones y estadísticas del what if, aplicado a ese segmento y obtener un esquema que se pudiera aplicar a otros grupos que también habían sido afectados por la modernidad. El resultado fue sorprendente cuando, a diferencia de las encuestas profesionales, señalaba que era matemáticamente imposible que Donald Trump perdiera la elección si estos nuevos guerreros acudían en millones a su ayuda. Así el hombre olvidado, como el ave Phoenix, surgía con una fuerza de tal potencia que llevaría a su redentor a la presidencia.

En esta última elección, utilizando la misma muestra, llevamos a cabo el mismo análisis, los resultados fueron aún más favorables en la preferencia por Trump. La de los vaqueros e industrias relacionadas ahora se ubicaba en un 70 a 1 a su favor. Las multitudes de Trump en sus eventos avalaban lo que nos informaba nuestro método, y las que provocaba Biden, más que un grupo de entusiasmados partidarios lucían como velorios. Pero, sobre todo, la tecnología ya probada, proyectaba un triunfo de Trump más contundente que la primera.

Ahora, comparamos a una Hillary con la potencia de su grupo político y, en especial, la de su esposo Bill, el expresidente más popular de la historia, sus trucos como el dossier de la intervención de Rusia, el espionaje a la campaña de Trump, la ayuda de elementos corruptos de la CIA, el NSA, el FBI, del departamento de justicia, la media etc. Y no había podido derrotar a Trump. En esta elección Biden, quien, en las primarias no había entusiasmado ni a su esposa y cuando se dieran cuenta que, al igual que la vez anterior, la nominación caería en el camarada Sanders, decidieran revivir a Biden. Pero, tenían un gran problema, Biden no podría ganar una elección ni siquiera entre su familia.

Además, se destapaba la corrupción de Biden. Su hijo Hunter recibiendo $1.5 billones de dólares del Banco de China para su administración, el mismo hijo recibiendo un envío de $3.8 MDD de parte de la esposa de un mafioso ruso. También, Hunter formando parte del consejo de una compañía petrolera de Ucrania, propiedad de la mafia del país, en donde recibía $80,00 dólares al mes y, cuando estaba por iniciarse una investigación de parte del procurador, Biden, ante las cámaras de TV, presumía que, chantajeando al presidente, lograba el procurador fuera cesado. Emergía luego una sociedad de poderosos miembros del partido comunista de China con la familia de Biden y una lista infinita de otras acciones de corrupción.

En la esquina de su oponente, un hombre que había construido una fortuna billonaria antes de sus 40 años, que al tercer año de su administración había provocado el boom económico más grande de los últimos 100 años y, con esas credenciales, ofrecía repetirlo mostrando pasos concretos para lograrlo. Sería inocente pensar que pudiera perder la elección. De hecho, Trump había recibido más de 10 millones de votos de los que lo favorecieran en la elección de 2016. Tendrían que robarla. Y me quebraba la cabeza tratando de entender lo que sucedió.

Explotaba la primera bomba. Hace varios días se inició el desarrollo de acciones provocadas por el masivo fraude con la participación de la CIA desde su oficina en Frankfort Alemania, agentes del NSA operando desde Barcelona, España. Esos centros de operación ya fueron allanados y tomados por el ejército de EU en donde encontraron un tesoro de información y evidencias del fraude. Para que no se piense esto es especulación, llegamos a la parte donde las teorías se ponen a prueba. En una entrevista con el representante Louis Gohmert (R-TX) que se transmitió hoy, informaba que efectivamente el ejército acababa de realizar una redada en la granja de servidores de la empresa Scytl, en Barcelona, ​​España. El gobierno de los EU, una vez que determinó que ese servidor de Dominion estaba involucrado en el cambio de votos, la comunidad de inteligencia comenzó su búsqueda y descubrió que estaba en Alemania.

La CIA estaba usando su centro de datos en el extranjero para piratear las elecciones estadounidenses… y fueron atrapados.

Días después, se revelaría cómo las elecciones fueron manipuladas por el agente de la corona canadiense, Dominion Voting Systems, a través de un llamado «fallo», y ahora Great Game India ha encontrado la participación de otra empresa extranjera de mala reputación en la intromisión electoral de los EU. Informa los votos emitidos por los estadounidenses fueron contados por la empresa española, Scytl. Al igual que, Dominion Voting Systems, Scytl tiene una larga historia de fraude electoral en varias naciones, incluida la inyección por las puertas traseras de su software electoral.

Una vez que se presente toda la evidencia, la autoridad debe declarar la elección nula y fue el esquema de un fallido de golpe de Estado extranjero contra EU, ayudado por operadores traidores dentro del partido Demócrata y de ciertos rincones obscuros de la comunidad de inteligencia (CIA, FBI, etc.). Todo lo que Trump necesita es terminar la reunión de pruebas, presentarlas al mundo y continuar obteniendo el apoyo de millones de estadounidenses que están dispuestos a arriesgar sus vidas, si es necesario, para defender a esta nación. Esto apenas se está iniciando.

HTTP://REFUGIOLIBERTARIOL.BLOGSPOT.COM

chero@refugioliberal.net

chero.itesm@live.com

chero@reflexioneslibertarias.com

@elchero

WhatsUpp (520) 885-8541

El mercado libre no ofrece garantías, privilegios especiales, favores, monopolios, oligopolios, subvenciones, ventajas, protecciones, subsidios, apoyos, tratamientos especiales, distinciones, dádivas, cancelación de deudas, en pocas palabras, como lo afirmara Milton Freedman, no hay free lunch. Por eso es tan impopular y por muchos odiado.

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios