¡Marca histórica! Mexicano Carlos Ortiz se siente orgulloso de su primer título del PGA


La victoria lo convirtió en el primer golfista mexicano en ganar un torneo del PGA Tour desde que lo consiguiese Víctor Regalado, en 1978, cuando se quedó con el título del Quad Cities Open.

El golf latinoamericano volvió a ser protagonista en la PGA Tour cuando este domingo Carlos Ortiz se erigió, contra todos los pronósticos, en el gran triunfador de torneo del Houston Open, su primer título como profesional, del que siempre estaba convencido iba a llegar.

La victoria lo convirtió en el primer golfista mexicano en ganar un torneo del PGA Tour desde que lo consiguiese Víctor Regalado, en 1978, cuando se quedó con el título del Quad Cities Open.

"Es un sentimiento tan especial, que no sé que decir en estos momentos", declaró Ortiz tras recibir el trofeo y un premio de 1.260.000 dólares, además de 500 puntos para la clasificación de la FedEx Cup. "Nunca me había sentido igual, es algo extraño, pero motivo de una gran satisfacción".

Ortiz, que jugó la ronda final junto al exnúmero uno del mundo, el australiano Jason Day, su rival directo en los últimos nueve hoyos fue el actual número uno del mundo, el estadounidense Dustin Johnson, que al final no pudo con el gran juego del golfista mexicano, quien acabó con 65 golpes (-5) y sumó 267 (-13).

"Jugué muy bien y fue un desafío al final porque había un par de rivales que también destacaban, así que me di cuenta que no podía fallar en los greens si quería ganar y tuve que finalizar muy fuerte", explicó Ortiz sobre su estrategia durante la rueda de prensa. "Hice un tiro increíble el hoyo 16 y obviamente, terminar con este birdie también ayudó. Estoy realmente feliz y complacido de la forma en que jugué".

Ortiz se refería al golpe que pegó con el hierro 6 desde el tee del hoyo 16 (par 5) para luego lograr el birdie con dos putts desde casi cuatro metros.

El birdie le dio la confianza y puso el broche de oro con otro birdie de más de seis metros que dejó sin opciones a Johnson y el japonés Hideki Matsuyama, ambos con 269 golpes (-11) para compartir el segundo puesto y llevarse un premio en metálico de 623.000 dólares y 245 puntos para la clasificación de la FedEx Cup.

"Realmente no estaba pensando en los otros jugadores. No estaba preocupado", señaló Ortiz. "Sabía que si jugaba bien iba a ser difícil de que me venciesen. ... Sabía que era capaz de hacer eso porque me conozco a mí mismo, pero obviamente, validarlo y luego mostrarlo, definitivamente me da más confianza. Estoy feliz por la forma en que se desarrolló todo".

Durante años, los expertos habían considerado a Ortiz lo suficientemente bueno como para poder competir y ganar en el PGA Tour, algo que consiguió en renovado campo del Memorial Park Golf Course, de Houston.

La victoria también permite a Ortiz tener asegurado el pase al Masters de Augusta del próximo año, que se espera volverá a jugarse en el mes de abril, si para entonces ya se ha superado la pandemia del coronavirus.

Ortiz ya estuvo allí hace un año para ver a su hermano, Álvaro, quien se clasificó al ganar el Campeonato Latinoamericano Aficionado.

El golfista mexicano, que en la universidad tuvo de compañero al colombiano Sebastián Muñoz, el ganador latinoamericano más reciente en el PGA Tour, admitió que el jugar en Houston había sido como hacerle en su propia casa.

"Se siente increíble", reiteró Ortiz. "Es como mi segundo hogar. Había un montón de gente que me animaba, latinos y tejanos. Estoy agradecido con todos ellos, hicieron que siempre me sintiese seguro y golpease increíblemente bien la pelota. Es un gran sentimiento el que tengo".

Ortiz, que durante todo el torneo tuvo el apoyo de los seguidores mexicanos y latinoamericanos, al final también recibió el aplauso más fuerte para un ganador en un torneo del PGA Tour desde marzo.

El Houston Open fue el primer evento nacional del PGA Tour que permitió a los espectadores durante la pandemia de COVID-19, con 2.000 entradas vendidas diariamente para una asistencia global de 10.000 aficionados, que formaron parte de la nueva historia del torneo que después de 57 años se volvió a jugar en la ciudad tejana.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios