Reflexiones Libertarias


¿Tiene futuro el liberalismo en México? II

Ricardo Valenzuela

La reforma liberal

Esta nueva estructura de gobierno ha provocado que la ideología empresarial se rija por los mandamientos del Alazán Tostado cuando afirmara; “la moral es un árbol que da moras”. También ha sido el agente más importante de esa diabólica unión gobierno-negocios, ubicando luego las oportunidades en un escaparate muy bien diseñado que se convierte en una gran tentación que, inclusive, lleva a pecar hasta los más píos y devotos. Una estructura que lejos de promover moralidad, no solo la rechaza, impulsa inmoralidad en todos los segmentos para establecer sus sociedades de pecadores asociados.

Y, esto lo debemos sazonar con nuevas generaciones debutando adoctrinados por los sistemas de educación pública. Sistemas en los cuales, antes que el estudiante se matricule empieza el ciclo pernicioso de su indoctrinación. Su solicitud de admisión está cargada de preguntas sobre género, igualdad y preferencias, en lugar de su nivel en matemáticas, idiomas, ciencias. Que tanto ha sufrido por causa de otros en lugar de lo que desea aprender. Esa mentalidad terapéutica programa al estudiante para asumir su papel de víctima de todas las fuerzas. Así aprende a culpar a sus antepasados ​​por lo que le dicen está tan mal en su vida y, saliendo de la universidad, en lugar de buscar un buen empleo se suma a esas fuerzas de la destrucción.

Las universidades, no solo en EU, en todo el mundo y especialmente en México, están produciendo graduados ignorantes, resentidos, listos para salir buscando venganza. No están dispuestos, y mucho menos preparados, para garantizar al país que lo transmitirán a la próxima generación próspero, seguro y ético, como se debería haber construido y ahora sea su propósito, pero le están fallado. La ignorancia, la arrogancia y la ingratitud son ahora las marcas de la experiencia del titulado. No es de extrañar una institución que alguna vez fue honrada, la educación superior, ahora sea el blanco de todo tipo de chistes o sea cínicamente descrita como una fábrica de credenciales y terroristas urbanos.

Y, hay una liga en donde, al emerger de las universidades con diplomas de porros les dan la bienvenida. Una liga en la que también hay divisiones desde los amateurs hasta el paraíso de los Grand Masters. Y la triple corona durante muchos años ha sido acaparada por ese diabólico individuo llamado George Soros. Una división tan exclusiva y difícil de penetrar como los círculos de las monarquías. Aquí, Soros cubre infinidad de posiciones, desde comandante en jefe de las fuerzas de la destrucción, hasta activo de la CIA para operar por todo el mundo, incluyendo México. Pero de la CIA renegada que a su vez es activo de las monarquías que se agrupan en el EP.

Y, en esta nueva y tecnológica industria, los títulos de ITESM, ITAM, Harvard, MIT, no son atractivos para los nuevos centuriones. Los que les interesan son los guerrilleros graduados de las universidades más camorristas, de las fuerzas especiales renegadas de todo el mundo, sin bandera, sin país y sin escrúpulos. Pero también los graduados en los drenajes y fosas sépticas de la política, cuyo perfil claramente lo podemos encontrar en los nuevos talibanes demócratas como las chicas morenas que representan una gran variedad, la candidata a la vicepresidencia, Kamala Harris etc. Traidores, deshonestos, hipócritas. Y, en México, el campeonato, sin competencia, se lo llevan los morenos y nuestro presidente.      

Los libertarios mexicanos hemos llegado a un punto en donde se nos hace difícil encontrar nuestro domicilio. Los talibanes del liberalismo no aceptan nuestra actitud abierta dispuestos a negociar. Los otros se declaran enemigos de la política, a no ser para conseguir negocios y de esa forma se convierten en parte de ella. Luego, ambos, en avalanchas declaran su odio a Trump y ofrecen sus vidas por la victoria de Biden, es el caso de Montaner e, imposible de creer, también uno que otro de los Chicago Boys mexicanos. Porque ellos son liberales que aceptan intervenciones del gobierno y, sospecho, en ciertos casos también políticas gubernamentales con aroma a socialismo. De esa forma, consideran la necesidad de gobiernos intrusos y si pueden participar para hacerlos inmaculados, mejor.

En el internet hay un meme extraordinario citando la actitud de los latinos en EU:

“No debería haber votado por Chavez ni por Maduro, no debería haber votado por Evo Morales en Bolivia, ni por Ortega en Nicaragua, ni por Kirchner en Argentina, ni por Correa en Ecuador, ni por Humala en Perú, no debería haber votado por el Peje, pero ahora apoyamos y votaremos por Biden”.

La realidad es que en México nunca ha existido el verdadero liberalismo. Los Chicago Boys, con quienes yo coincido en un 95%, son monetaristas y eso no rima bien con las teorías monetarias de los austriacos muy fieles al patrón oro. Más allá de las diferencias metodológicas, en la práctica, la Escuela de Chicago, en mi opinión, aceptando el dinero fiat, le dan todo el control a los gobiernos. Muchos de ellos piensan que el Fed es un elemento positivo y hace una gran labor. Pero von Mises y Hayek hace mucho tiempo apuntaron que esta “regla de estabilización de los precios de consumo” llevaría a un desastre. De hecho, Murray Rothbard señalaba que la burbuja bursátil de finales de la década de 1920, cortesía del Fed, no coincidió con inflación desatada de precios del consumidor.

Con el paso de los años, yo me he ubicado con más comodidad en la corriente de la filosofía austriaca que, en mi opinión, es la que representa al más puro liberalismo clásico. Creo que la obra de Mises, La Acción Humana, es el tratado más completo de la verdadera filosofía liberal y si la acompañamos de las obras de John Locke como sus Dos tratados de gobierno, algunos escritos de Hayek sazonados con algo de Bastiat, es lo que configura el liberalismo en el que yo creo, el verdadero. Y a los jóvenes que se estén sumando a las filas liberales, les aconsejo que estos libros se conviertan los de su cabecera. Los que moldeen su consciencia liberal.

Si queremos cambios, no podemos depender de estos dos grupos y esa responsabilidad desesperadamente busca posada libertaria. Una hostería que solo pueden ofrecer los liberales comprometidos, de ideas firmes, cimientos sólidos, pero también de mentes abiertas. En México yo veo una chispa de lo que puede ser la explosión del verdadero liberalismo. Un segmento de jóvenes idealistas, comprometidos y muy activos que ha sido producto del liderazgo de uno de ellos, Victor Becerra. Estos jóvenes no son juniors, tampoco mirreyes. Son muchachos de clase media, luchadores, muy bien educados y comprometidos con las ideas liberales. Además, ellos no permanecen solo en el campo de las ideas. Son realizadores, no se detienen ante nada y van a pasar a la acción por lo que ya forman su partido. Y, repito, en mi opinión, son la única alternativa responsable para México antes que parta el tren de la media noche y es el último. 

HTTP://REFUGIOLIBERTARIOL.BLOGSPOT.COM

chero@refugioliberal.net

chero.itesm@live.com

chero@reflexioneslibertarias.com

@elchero

WhatsUpp (520) 885-8541

El mercado libre no ofrece garantías, privilegios especiales, favores, monopolios, oligopolios, subvenciones, ventajas, protecciones, subsidios, apoyos, tratamientos especiales, distinciones, dádivas, cancelación de deudas, en pocas palabras, como lo afirmara Milton Freedman, no hay free lunch. Por eso es tan impopular y por muchos odiado.

 

 

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios