Fundación benéfica estafa a Taylor Swift, One Direction, Ed Sheeran y otros más


La policía investiga el paradero de millones de dólares que fueron donadas a una fundación contra el cáncer por artistas internacionales.

Taylor Swift, One Direction, Ed Sheeran y otros artistas internacionales fueron presuntamente estafados por una supuesta asociación benéfica que se encuentra bajo investigación.

La policía investiga dónde es que terminaron los millones de dólares que fueron recaudados por la fundación contra el cáncer llamada "Believe in magic", creada por una joven de 17 años enferma de cáncer.

Según información de algunos medios británicos como el Daily Mail, el objetivo de esta organización era la de ayudar a niños con la misma enfermedad para que pudiesen afrontar los costes de sus tratamientos.

De acuerdo a lo revelado, entre 2012 y 2018 esta fundación habría recaudado millones gracias a las donaciones del público y artistas como Taylor Swift, Ed Sheera e incluso One Direction, quienes fueron embajadores de dicha fundación; tan solo Louis Tomlinson aportó con 2 millones de libras en el 2015 .

Sin embrago según las fuentes de los medios británicos, los padres que formaran parte de la fundación sospechaban del mal uso de los recursos, pues notaron que quien los manejaba, ahora fallecida, reportaba gastos que coincidían con viaje suyos a lugares como Disneyland.

La investigación de la policía se centra en 400 mil libras (más de 11 millones de pesos) que no se encuentran reportados en los libros donde llevan la administración y cuyas facturas o recibos no existen.

La madre de Megan Bhari, la joven que creó la fundación y que ya falleció, publicó a través de su cuenta de Facebook un mensaje rechazando las acusaciones y pidió que se dejará de inmiscuir a su hija en esto; exigiendo que la las acusaciones se detengan. Así lo retomó el medio inglés, Mirror ,

"Nadie en esta tierra podría haber amado a Meg más que yo. Hice todo lo que pude para que su vida fuera lo más maravillosa, feliz y cómoda posible", agregó.

"La organización benéfica creció tan rápido y, aunque Meg y yo trabajamos incansablemente, asumo toda la responsabilidad de la administración y el mantenimiento de registros menos que perfectos", concluyó.

El hecho de que la cuenta bancaria de la fundación haya sido cerrada sin dejar rastro ha hecho que la policía se ponga manos a la obra para saber dónde está el medio millón de libras que había ingresado.

Las autoridades tampoco han encontrado facturas que justifiquen el gastos de las donaciones hechas por anónimos y famosos como Michael Bublé, Taylor Swift, Ed Sheeran o los chicos de One Direction.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios