Emilio Lozoya va a contar cómo se pagaron los sobornos: AMLO


Lozoya, que dirigió Pemex de 2012 a 2016 durante el gobierno de Peña Nieto, siempre ha negado haber cometido delito alguno, pero huyó de México y estuvo prófugo un mes en el extranjero.

Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), está dispuesto a contar cómo se pagaron los sobornos a cambio de que se le reduzcan penas, dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

"Va a decir cómo sobornaror a legisladores para que aprobaran la reforma energética", señaló.

Agregó: "(Dirá) cómo le entregaban dinero a senadores para que la aprobaran. Un buen negocio para particulares, un mal negocio para la nación...Menos producción petrolera, menos generación de energía eléctrica, aumento en los precios de las gasolinas, aumento en los precios de la energía eléctrica y canasteo para los particulares".

Asimismo, el mandatario señaló que esa corrupción se tiene que acabar.

Ha habido conjeturas de que Lozoya, que ayudó a coordinar la campaña de Peña Nieto en 2012, usó dinero de sobornos para facilitar que su jefe fuera elegido.

Pero según documentos judiciales divulgados el lunes, Lozoya le pidió 4 millones de dólares a Odebrecht para la campaña del PRI en 2012, y luego se gastó la mitad en una propiedad a nombre de su esposa.

“A cambio de la ayuda prestada al Director Superintendente de Odebrecht para su posicionamiento en los Estados de Veracruz, Tamaulipas e Hidalgo, en el mes de marzo de 2012, el reclamado solicitó a aquel que realizase un pago a su favor para apoyar la campaña política del partido PRI”, según la Audiencia Nacional de España.

De abril a junio y en noviembre —los comicios se llevaron a cabo en julio_, la compañía depositó hasta 8 transferencias por un total de 4 millones de dólares en cuentas vinculadas a la familia de Lozoya, pero “parte de dicha cantidad se destinó el día 23 de agosto de 2013” a la compra de un inmueble por 1,9 millones de dólares “en el Estado de Guerrero... por la esposa del reclamado Marielle Helen Eckers”, añadió la Audiencia.

Esa parece ser una referencia a una propiedad en la localidad turística de Ixtapa-Zihuatanejo, en la costa del Pacífico, que fue incautada brevemente por las autoridades.

Aparentemente el 2013 fue un año lucrativo para Lozoya. En los documentos judiciales se afirma que Odebrecht presuntamente le ofreció 6 millones de dólares en sobornos con el fin de que le consiguiera un contrato para renovar una antigua refinería. A la larga la firma brasileña le habría pagado 5 millones de dólares.

La empresa Altos Hornos de México, que posteriormente le vendió a Pemex una planta de fertilizantes a un precio inflado cuando Lozoya dirigía esta última, presuntamente le pagó 3,4 millones de dólares en 2012. Una vez más, el exfuncionario utilizó 2,58 millones de ese dinero para adquirir una propiedad en un elegante vecindario de la Ciudad de México.

Lozoya, que dirigió Pemex de 2012 a 2016 durante el gobierno de Peña Nieto, siempre ha negado haber cometido delito alguno, pero huyó de México y estuvo prófugo un mes en el extranjero. La policía española lo arrestó en la ciudad sureña de Málaga en febrero.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios