Gigante de Sonora, me quede esperando.


Gigante de Sonora, me quede esperando.

Como ya saben, la madrugada de este sábado se nos fue el ex judoka Claudio Zupo Gutiérrez, El Gigante de Sonora, el Covid-19 nos arrancó otra leyenda del deporte, ex seleccionado nacional y medallista centroamericano y panamericano, dejó de existir después de un angustioso final. Su madre, también falleció horas antes, no la dejó ir sola.

Con tan solo 35 años de edad, había sido despedido estando enfermo, así lo denuncio, como todos saben, en redes sociales y en pláticas que tuvo con amigos en las últimas horas de su vida. (Tenía un sueldo de 4,600 pesos al mes como vigilante en Codeson, mientras el Director Genaro Enríquez gana 60 mil pesos, mas prestaciones, es decir 75 mil en total).

Toda la información está en nuestra página www.NPDeportes.com su video, los comentarios de su amiga Vanessa Zambotti, cuatro veces olímpica por México y multimedallista de Juegos Centroamericanos y Juegos Panamericanos, así como la Federación Nacional de Judo y cientos de mensajes en nuestras redes sociales.

La historia lo recordará de la mejor manera, un hombre sencillo, humilde en su trato y siempre dispuesto a ayudar. La verdad no sabía, hasta ahora, del impacto que tuvo Claudio Zupo en la comunidad deportiva, desde pequeños atletas, hasta los ya consagrados.

Y esta parte de la historia la comparto porque quede realmente impactado cuando platique con mi hija sobre la muerte de Zupo, quedó sorprendida, ya que las niñas y niños tenían buena relación con él.

Como muchos de ustedes saben, mi hija, entrenó gimnasia desde los cinco años y los dos últimos lo hizo en el Centro de Alto Rendimiento, donde conoció a “El Zuko”, como le decían las niñas del grupo de alto rendimiento.

Me comentaba que lo veían en el gimnasio de pesas y cuando llegaban temprano, después de la escuela, les abría las puertas para que no estuvieran en el sol esperando la llegada de los entrenadores y se sentaban todas a platicar, les hablaba del deporte, de los valores y de las ganas que le tienen que echar para salir adelante.

Al saber esto, de verdad, se me hizo un nudo en la garganta, no sabía eso. Uno se da cuenta que Claudio Zupo fue de las personas que siempre, como padres, deberíamos de estar agradecidos y perderlo de esta manera y en la situación que estuvo, no es digno para un ex atleta que dio tantos logros por Sonora y México.

Desconocía su historia personal, pero cuando leí el escrito “Claudio Zupo, El Gigante de Sonora: La breve historia escrita por un amigo” y publicada en www.NPDeportes.com , de verdad quede impactado. Sin duda la vida no fue fácil y más si sintió que fue traicionado por sus “amigos” de la presente administración de Codeson.

La última vez que hable con él, se escuchaba agitado, estaba en su casa, todavía no lo atendía Codeson y quedamos en el momento que se recuperara, hablaríamos ya de manera de entrevista, me quedare esperando.

Deporte mexicano reacciona a muerte de Zupo

El carisma, el talento y la calidad como ser humano hicieron que el fallecimiento del sonorense Claudio Zupo no pasara desapercibido dentro de la comunidad deportiva no solo de Sonora, incluso del plano Nacional.

Vanessa Zambotti, cuatro veces olímpica por México y multimedallista de Juegos Centroamericanos y Juegos Panamericanos recordó que hace unos días tuvo la oportunidad de hablar con él por última vez.

“Qué triste estoy, más porque todavía hace unos días pude platicar con él. Descansa en Paz, Claudinho y resignación a su familia en este momento tan triste”, se pudo leer en el perfil de Facebook de la ex seleccionada nacional.

La misma Federación Mexicana de Judo manifestó sus condolencias a la familia y amigos de Claudio, en un hecho que toma todavía tintes más tristes pues apenas unas horas antes, su mamá también había fallecido, presumiblemente de Covid-19.

Reseña deportiva

Claudio Zupo Gutiérrez (22 septiembre 1984-25 de julio de 2020) inició en el judo a los 15 años de edad bajo la supervisión del entrenador Rafael Torres Rodríguez y rápidamente subió a las selecciones estatales en donde le entregó a Sonora medallas en la Olimpiada Nacional dentro de la categoría Juvenil.

Con su impresionante físico de 2.05 metros de altura y cerca de 150 kilogramos de peso, abrió la puerta a una buena camada de judokas en Sonora pues luego le siguieron Martha Francia Téllez, Víctor Palafox, Jorge Alberto Castro y Enrique Flores, entre otros, quienes al igual que Zupo llegaron a ser seleccionados nacionales.

Al pasar a la categoría de Primera Fuerza, en la división de más de 100 kilogramos, se le convocó a la selección nacional después de conquistar preseas de oro y plata en Campeonatos Federativos como el “Tomoyoshi Yamaguchi”.

Con el equipo de México participó en varios eventos internacionales siendo su actuación más destacada –individualmente hablando- en el Campeonato Panamericano de Judo 2006 en Buenos Aires, Argentina, al obtener la presea de bronce, la única que ganó el tricolor en ese certamen.

Eso le valió integrarse a la delegación de mexicana de judo que acudió a los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados el 2006 en Cartagena, Colombia, en julio de ese año, y en donde participó de manera Individual y en Equipos, en esa segunda modalidad conquistó una medalla de plata al lado del también sonorense Víctor Palafox y de los compañeros Armando Ortiz, Julián Gutiérrez y Hugo Cepeda.

Meses después sufrió una lesión en una de sus rodillas por lo que fue operado con éxito el 7 de septiembre del 2006 para enseguida reincorporarse a las actividades deportivas.

Al año siguiente, en abril de 2007, en el Campeonato Panamericano en Canadá, a los 23 años de edad, Zupo peleó por un boleto a los Juegos Olímpico Beijing 2008 pero debido a una descalificación técnica terminó su participación en el tercer combate después de ganar uno y perder un duelo en el tatami.

Después de retirarse como deportista activo, tomó roles de entrenador, laboró tanto en la Comisión del Deporte del Estado de Sonora como en el Instituto del Deporte de Hermosillo y también por un tiempo en la Escuela Internado “Coronel J. Cruz Gálvez”.

Ana Guevara: La clave no es la velocidad, es la estrategia en Conade.

Por otra parte, en el ámbito nacional, la Directora General de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte en nuestro país, Ana Gabriela Guevara Espinoza, habló sobre la situación que pasa en Conade y de las denuncias en su alrededor en dos años al frente de la institución.

En dos años al frente de Conade, se ha enfrentado a acusaciones, pero afirma que todo eso se resolverá con el tiempo; “Quiero que nos den tiempo, la nube gris alrededor de Conade, de corrupción y malos manejos, es la autoridad correspondiente la que dará los resultados y espero nos dejen hacer lo que nos toca y que los resultados lleguen”.

Reconoció que la transición en la institución ha sido difícil, porque como atleta trabajas diario para obtener los resultados y medallas, pero cuando ya estás en la administración, el contexto es otro, reglamento, lineamientos, leyes, normativas y todo cambia.

“Uno piensa en llegar y cambiar todo para mejorar, pero te das cuenta que no es así de fácil, aquí no es la velocidad, como en la pista, sino la estrategia que se tenga al frente del deporte, por eso Conade apunta directamente a los nuevos talentos y el cambio generacional de alto rendimiento, detectando atletas desde hoy, para dar seguimiento y llegar a un máximo nivel”.

Por hoy es todo, sígueme en:

www.NPDeportes.com

www.elreporterodelacomunidad.com

Twitter: @carlosgutierr94

Instagram: carlos_gutierrez73

Whatsapp: 6622217136

Blog: https://www.facebook.com/Columna-Nada-Personal-164008983723430/?ref=bookmarks

https://www.facebook.com/groups/369756189812982/?multi_permalinks=2834055903382986&notif_id=1590375227717153&notif_t=feedback_reaction_generic

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios