Cumple metas plan de conservación ambiental de Cedes y CFE en el Centro Ecológico de Sonora


Logran reubicación exitosa de 112 especímenes, reforestación con más de mil plantas y protección de una veintena de cajas-nido para aves

Con la reubicación y reforestación exitosa de más de mil especies de la entidad y acciones a favor de la reproducción de aves, la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (Cedes), en coordinación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cumplieron la primera etapa de un programa de conservación de flora, fauna, suelo y agua al interior del Centro Ecológico de Sonora.

Luis Carlos Romo Salazar, titular de Cedes explicó que hace un año, en julio de 2019, iniciaron las tareas del plan de compensación diseñado por CFE y presentado ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para mitigar el impacto de la construcción de una línea de transmisión eléctrica en el tramo Quiroga-Bagotes, ubicada en la zona suburbana del poniente de Hermosillo.

“Este proyecto es en respuesta a un resolutivo de impacto ambiental derivado de la construcción de una línea de transmisión eléctrica al poniente de Hermosillo, fue propuesto por la CFE ante la Semarnat y, en virtud de ello, se acordó con Cedes llevarlo a cabo dentro del Centro Ecológico y ya tenemos avances”, detalló.

Agregó que los trabajos iniciaron en julio de 2019 y tendrán una duración de cinco años y detalló que estos constan de tres conceptos: reforestación con plantas nativas obtenidas de vivero; conservación de suelos mediante la construcción y colocación de presas o gaviones en zonas de escurrimientos pluviales y conservación de la avifauna, con la colocación de cajas de madera para percha y anidación de las aves.

En las acciones de conservación de especies de vegetación, a la fecha se han reubicado con éxito de 112 especímenes de palo verde, palo fierro, mezquite, frutilla y cactáceas como condalia, cholla, cabeza de viejo, pitayos y biznagas. En reforestación, se logró la adaptación de 1,162 plantas, también entre ellas, mezquite, palo verde, palo fierro y guayacán.

Como parte de la protección de fauna, se instalaron 19 cajas-nido para aves en busca de otorgar alternativas en materia de anidación-reproducción, refugio y sitios de percha. En cuatro de ellas, se observaron indicios de ocupación (plumas y excretas); en dos, se observó la entrada y salida de un organismo que pertenece a un Carpintero del desierto y otro a la Matraca del desierto.

También se observó la anidación de la paloma turca de collar y la paloma alas blancas. Una de las cajas nido fue utilizada como percha por la paloma huilota común y para el resto de las cajas solo se observaron diversas especies de aves en las inmediaciones de las mismas, situación que permite suponer una posible y futura ocupación.

En las actividades de conservación de suelo y agua, se instalaron 34 presas o gaviones construidos de malla de alambre electrosoldada y terrazas individuales rellenas con piedra bola. Se detectó la presencia de cárcavas o socavones y se hicieron mediciones de los cauces, pendientes de terrenos, estudios de material rocoso en el lugar y tipo de material de fondo.

Romo Salazar explicó que los trabajos son realizados por CFE, a través del Departamento de Estudios y Gestión Ambiental de la Gerencia de Estudios de Ingeniería Civil, y personal técnico del CES y contribuyen a fortalecer en general el ecosistema nativo de la región.

El personal responsable del proyecto, por parte de CFE, es el ingeniero forestal Juan Manuel Rodríguez Hernández y los biólogos José Nahú Ramírez Vite y Humberto Posadas Rivera; por Cedes, el MVZ Luis F. Molina Ruibal, los ingenieros Leonardo Corrales Vargas y Rosa Lina Léon Borbón, el maestro en Ciencias Raúl Enrique Molina Ocampo y el ecólogo Gonzalo Luna Salazar.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios