Tramo 3 del Tren Maya fue adjudicado a constructora de segundos pisos de AMLO


La constructora Gami Ingeniería e Instalaciones S.A. de C.V., que participó en la edificación de los segundos pisos del Periférico cuando Andrés Manuel López Obrador era jefe de Gobierno de la Ciudad de México, ganó la licitación para construir el tramo 3 del Tren Maya.

La constructora Gami Ingeniería e Instalaciones S.A. de C.V., que participó en la edificación de los segundos pisos del Periférico cuando Andrés Manuel López Obrador era jefe de Gobierno de la Ciudad de México, ganó la licitación para construir el tramo 3 del Tren Maya.

Este viernes el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) dio a conocer el fallo del proceso, a favor de la alianza entre Gami Ingeniería e Instalaciones S.A. de C.V., Azvi S.A.U. y Construcciones Urales S.A. de C.V., que presentó la segunda oferta a más bajo costo y que asciende a 10 mil 192 millones 938 mil 694 pesos.

Manuel Muñoz Cano es el empresario propietario de Grupo Indi, del cual forma parte Gami. En el trascurso de la gestión de López Obrador dicho Grupo constructor obtuvo por adjudicación directa, en conjunto con la compañía Infraestructura Marítima y Portuaria S.A. de C.V., un proyecto de la Administración Portuaria Integral (API) de Salina Cruz, para finalizar la edificación de un rompeolas. Cuyo valor fue de  4 mil 147 millones 13 mil 251 pesos.

Trayectoria de Gami en México

Otro contrato otorgado a Gami fue la construcción del nuevo recinto del Senado de la República, localizado en Paseo de la Reforma, en la capital de la República.

Aunque en un inicio la cotización presentada fue por el monto de 1 mil 699 millones de pesos, en base al Estado de la Situación Financiera de la Cámara alta de mayo de 2013, la inversión total en la sede legislativa ascendió a 4 mil 032 millones de pesos. Lo que representa un 137% de sobrecosto.

Aunado a lo anterior, el inmueble quedó finalizado con cuatro años de demora, en mayo de 2015 . La Auditoría Superior de la Federación (ASF) asentó que en tal obra existieron numerosas irregularidades: cobros en exceso, cobros anticipados, insuficiencias en el reajuste de costos, trabajos deficientes, entre otras.

La ASF en su reporte mencionó la baja calidad de los paneles prefabricados en los exteriores de la Cámara Alta, cuyo valor fue de 35 millones 900 mil pesos

La Auditoría también señaló, atendiendo un dictamen de la Cuenta Pública del primer cuatrimestre de 2018, que Grupo Aeropuertario Ciudad de México (GACM) abonó irregularmente 21 millones 154 mil pesos a Gami por la instalación de pilotes hidráulicos para lo que sería el edificio terminal, la torre de control y el centro de transporte terrestre intermodal del ahora cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ubicado en Texcoco.

La dependencia federal concluyó que en tal contrato se trabajó y se cobró el doble por "Insumos adicionales" para pilotes, siendo que ya se habían incluido en las bases de la convocatoria del contrato.

Gami también participó en la remodelación de la avenida Masaryk, en Polanco, que se terminó pagando un 200% más, ya que el presupuesto aceptado fue por 150 millones de pesos, y se finalizó en 480 millones.

Con información de Animal Político

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios