“No he sido un peleador tramposo”: Óscar Valdez, quien busca lavar su imagen ante Shakur Stevenson


Un doping marcó al mexicano ante su contrincante Robson Conceicao en 2021, pero el sonorense tendrá este sábado 30 de abril la oportunidad de resurgir, en pelea los títulos del CMB y la OMB de los superplumas.

En solo dos peleas, Óscar Valdez (Nogales, 22 de diciembre, 1990) pasó de tocar el cielo a ser uno de los boxeadores mexicanos más cuestionados en tiempos recientes, por culpa de una sustancia dopante que no solo lo marcó a él, sino al equipo que lo acompaña, especialmente a Eddy Reynoso, a quien se le volvió a recordar por el positivo a clembuterol de Saúl “Canelo” Álvarez en el año 2018.

A una semana de su enfrentamiento ante Robson Conceicao del 10 de septiembre de 2021, se dio a conocer la presencia en el cuerpo de Valdez de la sustancia fentermina, un estimulante del sistema nervioso central que no solo puso en riesgo la pelea, sino que le pudo generar un castigo mayor, algo que finalmente no sucedió, pero que dejó gravemente afectado al campeón de los superplumas del CMB, quien ahora intentará lavar esa imagen en su encuentro ante Shakur Stevenson del 30 de abril.

Un mal desempeño y los deseos de revancha

Esa noche de la pelea ante Conceicao todos esos miedos afloraron en Valdez, quien acabaría con un polémico triunfo sobre el brasileño, que al final aseguró que había ganado, pero que los “corruptos jueces” le negaron el resultado.

“No quiero que interprete como una excusa, yo sé que no me sentía al 100 por ciento esa noche, era algo muy nuevo para mí que me acusen de algo que no es real, porque no he sido un peleador tramposo; incluso, si algún boxeador sale positivo soy el primero en decir que le quiten el título o lo retiren del boxeo, porque no se puede hacer eso.

“Escuchar que te desacrediten sí me dio para abajo, más por gente que supuestamente estaba de mi lado y se me volteó; soy nuevo en eso, te metes a las redes sociales y escuchas tantas críticas, tanto odio y me afectó al momento de la pelea”, explicó Valdez en entrevista con mediotiempo.

En esa cascada de críticas otros de los afectados fueron Reynoso y Canelo Álvarez, a quienes se les recordó desde diversos frentes el positivo por consumo de clembuterol, lo que llevó al entrenador a salir a defenderse y asegurar que no tenía conocimiento de las sustancias que se comentaban, algo que llenó de pena a Valdez.

“Es una de las cosas que más pasaban por mi mente; me sentía avergonzado cuando salía a las calles, sentía que todo el mundo me apuntaba con el dedo y me sentía apenado con el equipo, porque ellos han tenido críticas por un historial. La gente decide creer si es eso o no con el Canelo. En cuanto a lo mío, simplemente fue un error”, apuntó el pugilista.

Shakur Stevenson colmó su paciencia

Respecto a la pelea ante Stevenson de este sábado en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, Valdez estará ante la oportunidad de lavar su imagen, de confirmarse como el mejor en los superplumas (el que gane se quedará con los títulos del CMB y de la OMB), además de que podrá callarle la boca a un peleador que también se burló de su doping y del Canelo Álvarez.

“Ya tiene un buen de tiempo diciendo que le saco la vuelta, que le tengo miedo, pero no es el caso; entonces, cada quién tiene su límite y yo ya estoy. La pelea entre Shakur y mía será como un juego de ajedrez, en la que quien cometa el error va para afuera. Será una pelea muy interesante. Simplemente voy a hacer lo que siempre he hecho”, añadió Valdez, quien llegará con un invicto de 30 peleas y con 23 nocauts.​

 

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios