Kiosco Mayor


De Francisco Rodríguez

ISSSTESON ¿de quién es la culpa?

*De quien sea, menos de los trabajadores de la Uni

*Instalan la mesa de negociación; ya hay un acuerdo

*Amenaza CTM emplazar a huelga a 2 mil empresas

El problema que enfrentan el Isssteson y la Universidad de Sonora, que afecta a miles de académicos y trabajadores de nuestra Alma Mater, es un asunto de números (pesos y centavos) pero también es político.

Con la frialdad de los números, para lo cual es un experto Pedro Ángel Contreras López, titular del Isssteson, podría darse la razón al Instituto, pero jurídicamente está en duda porque la UniSon ha cumplido cabalmente con el convenio firmado entre ambas partes. La Reforma a la Ley 38, en 2006, modificó la cuota que deben sufragar trabajadores y patrones afiliados al Isssteson, sin embargo, por acuerdo de las partes se continuó con el mismo monto de pago para los incorporados y autoridades de la UniSon.

Fue un convenio injusto sí, porque los demás afiliados al Instituto (burocracia estatal, municipal, trabajadores de la educación de la Sección 54 del SNTE, etc.) si comenzaron a pagar las nuevas cuotas, pero tampoco es responsabilidad de los académicos y empleados universitarios. Quienes gobernaban en esos momentos son los verdaderos responsables y ahora el actual gobierno quiere que paguen las consecuencias los menos responsables: académicos y empleados de la UniSon.

El Isssteson viene arrastrando problemas financieros desde años atrás, pero comenzaron a evidenciarse desde la administración de Eduardo Bours cuando el siguiente gobernador, Guillermo Padrés, denunció un faltante en el Fondo de Pensiones de cientos de millones de pesos. El problema se agravó precisamente en esa administración panista, según lo señaló el actual gobierno encabezado por la priista Claudia Pavlovich, porque además de un faltante de alrededor mil 800 millones de pesos en el Fondo de Pensiones, hubo grave escases de medicamentos.

Al principio, se pretendió acusar del desfalco económico del Fondo, a la ex directora del Isssteson Teresa Lizárraga, sin embargo, con el paso del tiempo se percataron que el faltante fue porque el Estado (Secretaría de Finanzas del gobierno de Padrés) no pagó al Instituto las cuotas que retenía a los trabajadores de la burocracia, incluyendo a los de la Universidad de Sonora. Ahí aumentó notablemente el faltante al Fondo.

Desde hace meses se busca “tapar” el desfalco a través de varios mecanismos. El anterior director, Enrique Claussen, proponía que el Congreso aprobara un recurso extraordinario para solventar el problema, pero no se logró; luego surgió la iniciativa de vender inmuebles del gobierno estatal, entre ellos los estadios de béisbol de Hermosillo y Cajeme, pero ante el rechazo popular, se dio marcha atrás a esa posibilidad; ahora, al parecer el Presidente Andrés Manuel López Obrador podría entrarle al rescate autorizando a la Federación comprar los estadios y dedicarlos al fomento del deporte y a la vez comercializar una porción de los inmuebles, como serían parte de las áreas destinadas al estacionamiento. Y aunque el gobierno estatal lo anunció como un hecho, el Mandatario de México dijo ayer en su conferencia mañanera que el proyecto está en estudio y que es probable que en un mes más se tenga un dictamen final.

El punto es que los inmuebles ya no serían patrimonio de los sonorenses sino del gobierno federal, quien en cualquier momento podría venderlos a particulares. A final de cuentas el Estado vende un patrimonio de la sociedad y tendrá el recurso que quiere para solventar en parte el problema del Fondo del ISSSTESON que no fue responsabilidad de los ciudadanos sino de los propios gobernantes.

Pero siguiendo con el problema de la UniSon y el Isssteson, se instaló una mesa permanente de negociación encabezada por el secretario de gobierno, Miguel Pompa, el titular del Instituto, Pedro Ángel Contreras, y el Rector Enrique Velázquez, y según dieron a a conocer, ya se llegó a un acuerdo, el cual no ha sido difundido ampliamente porque falta aún el visto bueno de los sindicatos. Es un buen principio, sin lugar a dudas, y es relacionado con el tema de las pensiones, jubilaciones y servicio médico. Al parecer sigue pendiente el tema de las cuotas.

Más allá de lo jurídico y de lo político, lo justo sería que los académicos y trabajadores universitarios tengan asegurado el monto completo de pensiones y jubilaciones y partir de ya comiencen a pagar las cuotas indicadas en la reforma de Ley, invalidando el convenio anterior.

AMENAZA CTM CON EMPLAZAR A HUELGA EN 2 MIL EMPRESAS

Sorpresiva, y hasta temeraria, la amenaza de la CTM de emplazar a huelga a todas las empresas de Sonora donde tienen titularidad de Contrato Colectivo de Trabajo. Se estima lo poseen en poco más de 2 mil centros de trabajo.

El anuncio lo hizo el dirigente estatal de esta central obrera, Javier Villarreal, señalando como argumento principal la enorme deficiencia en los servicios de salud que reciben sus agremiados de parte del IMSS y del abuso financiero del Infonavit para quienes han adquirido un crédito para vivienda.

"Que no quede duda, recalcó, la exigencia es contundente paralizaremos las empresas de Sonora que tienen CCT con CTM, en la fecha indicada (8 de julio), si los 130 mil trabajadores no obtienen respuesta de las Instituciones Federales que incumplen con su objetivo para lo que fueron creadas".

El líder cetemista explicó que la decisión fue aprobada en el Pleno de una Asamblea Estatal, “en donde el clamor de los representantes de los trabajadores fue el mal servicio que ofrece el IMSS, las alta tasas de interés con las que funciona el Infonavit y Fonacot y, por si fuera poco, los excesivos impuestos que lastiman el bolsillo del trabajador al aplicarse en prestaciones laborales como utilidades, horas extras y vacaciones”.

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios