¿Usted en qué clase social se encuentra; muy alta, alta, pobre o muy pobre?



Hace mucho tiempo que desapareció la “clase media” y solo quedan los millonarios, ricos, pobres y los muy pobres. La clase media podrían ser los pobres, que a diario trabajan para poder llevan el sustento diario a casa, abonar su mensualidad de su vivienda y pagar sus servicios básicos. Los millonarios y los ricos tienen para eso y más. Los muy pobres no tienen ni para pagar lo básico y todos los días buscan, con trabajo y tesón, escalar un escalón más y ubicarse entre los pobres.

 

Las familias de la “clase media”, o sen los pobres, siempre andan “a la cuarta pregunta”, que cuando pagan una deuda no pagan otras, y así se la pasan toda su vida, hasta que logran avanzar, que es cuando los hijos empiezan a aportar algo de sus bajos o altos salarios como aporte familiar. Luego los hijos se casan y vuelvan los atrasos, pero los compromisos de los padres ya son mejores. Paul Getty, uno de los hombres más ricos del mundo en otras épocas decía:

 

Trabajando no te hace rico, porque no te alcanza el tiempo para pensar en cómo hacer dinero, el trabajo quita mucho tiempo. Y Tenías razón. La mayoría de los trabajadores entran a las 8:00 de la mañana a laborar, les dan una o dos horas para que se echen un taco a medio día, regresan después a sus actividades. ¿A qué horas piensas, si el tiempo apenas te alcanza para comer apurado? Menos si los trabajadores comen dentro de la empresa.

 

En México, por Ley, se tiene que trabajar ocho horas efectivas diarias, permitiéndole al trabajador una o dos horas para comer. O, laborar siete horas corridas, como en la burocracia. En las empresas privadas los patrones prefieren que sus empleados trabajen ochos horas “quebradas”. Con estas medidas le echan a perder el día a sus empleados. Ni modo. Así dice la ley. Lo bueno, en el caso de Sonora, que hay empleo, lo que falta es que sea bien pagados. Ya viene AMLO.

 

Dicen que con el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) muchas cosas van a cambiar, por eso el slogan de su partido, “La esperanza de México”. Esperemos que así sea…Lo qué les dijo, hay que trabajar duro y no atenerse a las promesas de López Obrador, porque no es el primer candidato que promete cambios, por lo general en todas las campañas los candidatos prometen y prometen “y lo que dan son puros palos”, como dice la canción Marieta. “Marieta no seas coqueta…”.


Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios