Choca cura ebrio en la Sauceda


El exceso de velocidad mezclado con los efectos de la ingesta de bebidas alcohólicas, provocaron que un sacerdote estrellara contra un objeto fijo el vehículo que conducía durante la madrugada de ayer.

 

El percance se registró a las 4:20 horas aproximadamente, sobre el bulevar De los Ganaderos, en el acceso al parque La Sauceda.

La unidad motriz involucrada es una camioneta marca Nissan línea X-Trail color blanco, con placas de circulación WFK 6268 del Estado de Sonora, que era tripulada por el presbítero,  Martín David Lovio Arvizu, de 52 años.

De acuerdo a datos oficiales, el vehículo se desplazaba a exceso de velocidad en sentido de sur a norte por el bulevar y  después de cruzar el bulevar Francisco Serna, el chofer perdió el control del volante.

El carro recorrió varios metros en descontrol hacia la derecha para estamparse con la parte frontal en un muro que señala la entrada al parque mencionado; el automotor también provocó daños en un poste de alumbrado público.

Al lugar acudieron agentes de Tránsito y paramédicos de Cruz Roja, quienes encontraron a Lovio Arvizu sin lesiones.

El presbítero,  fue detenido administrativamente y un juez calificador lo dictaminó con aliento alcohólico; posteriormente quedaría a disposición de un agente del Ministerio Público del Fuero Común especializado en delitos ocasionados  por el tránsito vehicular.

 

Según información de la Arquidiócesis de Hermosillo, la persona que protagonizó el percance es el sacerdote de la Parroquia Santa María Madre de Dios, ubicada en la colonia Cuauhtémoc, situada al sur de Hermosillo.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios